Contratación de las federaciones deportivas: ¿sujeción a la LCSP?

El Mundial de fútbol de Rusia 2018 llega a sus últimos días de competición. Sin duda, una de las cuestiones por las que será recordado este Mundial es por la decisión de la federación española de fútbol de relevar al seleccionador español a dos días del inicio del campeonato. A resultas del episodio, nos preguntamos cuál es el régimen de contratación de las federaciones deportivas: ¿están sometidas a la LCSP?

¿Qué naturaleza jurídica tiene una federación deportiva?

Las federaciones deportivas son entidades asociativas jurídico privadas. Además, no tienen ánimo de lucro y tienen personalidad jurídica y patrimonio propios. De forma adicional a las competencias que les son propias, ejercen por delegación funciones públicas de carácter administrativo.

¿La contratación de las federaciones deportivas está sometida a la LCSP?

El ejercicio por delegación de funciones públicas resulta el elemento básico por el que el régimen de contratación de las federaciones deportivas podría quedar sometido a la normativa de contratos del sector público.

El artículo 3 LCSP incluye dentro del sector público a las entidades privadas que satisfagan fines de interés general bajo la tutela y control de la Administración. Sin embargo, no incluye de forma expresa a las federaciones deportivas.

Los apartados j) y k) del artículo 3.1 de la LCSP establecen una cláusula residual que considera que son también sector público sometido a la LCSP, las siguientes:

j) Cualesquiera entidades con personalidad jurídica propia, que hayan sido creadas específicamente para satisfacer necesidades de interés general que no tengan carácter industrial o mercantil, siempre que uno o varios sujetos pertenecientes al sector público financien mayoritariamente su actividad, controlen su gestión, o nombren a más de la mitad de los miembros de su órgano de administración, dirección o vigilancia.
k) Las asociaciones constituidas por las entidades mencionadas en las letras anteriores.

Es decir, para saber si la contratación de las federaciones deportivas está sometida a la LCSP procede comprobar si se cumple el artículo 3.1.j). En concreto, estos tres requisitos acumulativos:

1.    Tener personalidad jurídica.

2.  Haber sido creada para satisfacer específicamente necesidades de interés general que no tengan carácter industrial o mercantil.

3.  Estar sujeta a dependencia de una Administración u otro poder adjudicador. Así, se producirá dependencia cuando alguno de ellos financie mayoritariamente su actividad, controle su gestión o nombre a más de la mitad de los miembros de su órgano de administración, dirección o vigilancia.

¿Cómo saber si las federaciones deportivas cumplen con los requisitos del artículo 3.1.j) LCSP?

En primer lugar, debe considerarse que las federaciones deportivas tienen persona jurídica propia.

A su vez, en segundo lugar, de acuerdo con el artículo 33.1 de la Ley del Deporte, las federaciones deportivas, bajo la coordinación y tutela del Consejo Superior de Deportes, ejercen funciones públicas de carácter administrativo e interés general. Al respecto, resulta indiferente a estos efectos que, además, puedan desempeñar otras actividades con finalidad de carácter privado o que, incluso, las entidades no fueran creadas en origen para ejercer estas funciones.

Finalmente, en tercer lugar, la dependencia de las federaciones deportivas a una Administración pública o poder adjudicador debe entenderse, a los efectos del artículo 3.1 de la LCSP, en los siguientes términos:

a.    Si una Administración u otro poder adjudicador financia mayormente la actividad de la entidad.

b.    Si una Administración u otro poder adjudicador nombra a más de la mitad de los miembros de su órgano de administración, dirección o vigilancia.

c.    Si una Administración u otro poder adjudicador controla su gestión en términos equivalentes al control derivado de alguno de los dos requisitos anteriores. Debe descartarse que no se cumple el requisito de control de la gestión en el supuesto de un mero control a posteriori. Asípor definición, tal control no permite que los poderes públicos influyan en las decisiones en materia de contratos públicos. 

¿La contratación de las federaciones deportivas se licita?

En la medida en que el control de la gestión de las federaciones deportivas por parte del Consejo Superior de Deportes se realiza a posteriori, puede entenderse que no se cumplen los requisitos del artículo 3.1.j) LCSP. Por lo tanto, que las federaciones deportivas no son un poder adjudicador. 

Lo cierto es que el sometimiento de las federaciones deportivas a la contratación pública es una cuestión controvertida. No se regula de forma expresa en la normativa de contratación del sector público. Así, hasta la fecha el asunto no ha sido resuelto con rotundidad ni por la doctrina ni por la jurisprudencia de aplicación. A pesar de ello, la doctrina se inclina a entender que son poderes adjudicadores.

Sin embargo, en la actualidad ninguna de las federaciones deportivas españolas licita las adjudicaciones de sus contratos. 

Por lo tanto, como pasó con la decisión de relevar al seleccionador, hay opiniones para todos los gustos. 

¿Cuál es la tuya? 

Puedes dejarnos tus comentarios aquí o a través de las redes sociales. 

Y no te olvides! Si te ha gustado el artículo, ¡compártelo! 

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
¿Quieres recibir más artículos y novedades?
Suscríbete a Contratando+

ARTÍCULOS RECIENTES

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of

¿Quieres descubrir todas las claves de la contratación pública?

¡SUSCRÍBETE!

Aceptación de la política de privacidad de Contratando+

Te acabamos de mandar un correo electrónico para que confirmes la suscripción!