Cómo indicar el CPV si ninguno encaja con el objeto del contrato

Conocemos la importancia de indicar correctamente los CPV en los pliegos de la licitación así como en los anuncios de la misma. Pero no siempre resulta sencillo conocer cuál es el código del contrato. Su correcta indicación resulta un elemento esencial para cumplir con el principio de publicidad consagrado en la LCSP.

 

¿Qué es el CPV?

 

El CPV corresponde a las siglas en inglés de vocabulario común de contratación. Es decir, es un sistema de categorizar todas las actividades económicas susceptibles de ser contratadas mediante licitación pública en la Unión Europea.

 

Según la LCSP, el código CPV debe ser incluido en el anuncio de licitación.

 

La composición del CPV

El código CPV se basa en una estructura de códigos. Cada suministro, obra o servicio objeto de una licitación tendrá su CPV.

Este código numérico incluye 8 dígitos más uno de verificación de los dígitos precedentes. Se subdivide en:

  • Divisiones.
  • Grupos.
  • Clases.
  • Categorías.

¿Cómo conocer los CPV?

 

El listado de CPV lo encontraráss aquí.

 

¿Cómo proceder si ningún CPV se ajusta al objeto de la prestación a contratar?

 

No siempre resulta sencillo determinar correctamente el CPV de un contrato. En ocasiones, simplemente, no existe uno que se ajuste con exactitud a la prestación del contrato.

Sin embargo, indicar correctamente el CPV resulta fundamental para dar pleno cumplimiento al principio de publicidad consagrado en la LCSP. 

Así, la resolución 145/2018, de 9 de mayo, del Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la Comunidad de Madrid, indicó que, en el caso de que ninguno se ajuste con exactitud a la prestación:

 

De acuerdo con el sistema de información para la contratación pública de la Unión Europea SIMAP, “los poderes adjudicadores deben tratar de encontrar el código que mejor se ajuste a la adquisición prevista. Si bien en algunas ocasiones los poderes adjudicadores pueden tener que elegir entre diversos códigos, es importante que seleccionen un único código para el título del anuncio de licitación. Si el CPV fuera inexacto, los poderes adjudicadores deberán referirse a la división, grupo, clase o categoría que mejor describa su adquisición prevista (un código más general que puede reconocerse fácilmente porque tiene más ceros)”.
Ello no significa que no puedan utilizarse más códigos, ya que se refiere solo al título del anuncio, como se desprende con claridad del Manual del vocabulario común de contratos públicos que aunque carece de valor jurídico puede considerarse a efectos interpretativos, cuando afirma que “Se puede, desde luego, utilizar más de un código en los formularios normalizados destinados a la publicación de los anuncios de contratos públicos. Esto será necesario, por ejemplo, si no hay ningún código específico que resulte adecuado. En tales casos, sin embargo, el primero de los códigos utilizados deberá considerarse el título y será, por tanto, algo más general (con más ceros al final) que los otros códigos”.

Conclusión: usar el genérico como título en el anuncio y alguno adicional a modo de complemento

Por lo tanto, en el supuesto de que en un contrato ningún código se ajuste a la prestación, deberá indicarse como título el código más genérico, pudiéndose indicar otros códigos que resulten complementarios y fomenten la máxima concurrencia posible.

¿Habéis tenido problema para determinar el CPV de un contrato? ¿Os parece esta una solución adecuada?

¡Podéis dejar vuestros comentarios al pie de este artículo o a través de las redes sociales!

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
¿Quieres recibir más artículos y novedades?
Suscríbete a Contratando+

ARTÍCULOS RECIENTES

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of

¿Quieres descubrir todas las claves de la contratación pública?

¡SUSCRÍBETE!

Aceptación de la política de privacidad de Contratando+

Te acabamos de mandar un correo electrónico para que confirmes la suscripción!