¿La experiencia solo valorable en los contratos de carácter intelectual?

Tradicionalmente se había venido manteniendo que la experiencia no podía ser un criterio de valoración de las ofertas. En todo caso, debía establecerse como un requisito de solvencia por tratarse de una cualidad propia de la empresa licitadora. Sin embargo, tras la entrada en vigor de la LCSP el escenario había cambiado radicalmente, permitiéndose en contratos de carácter intelectual. Lo analizamos de forma detallada en este artículo.

Es posible valorar la experiencia de los licitadores

La Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea C-601/13, de 26 de marzo de 2015, concluyó que en ciertos tipos de contratos sí cabía la consideración de la experiencia como criterio de adjudicación. En concreto, en las prestaciones de carácter intelectual. 

Dicha doctrina fue incorporada a la Directiva 2014/24/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de febrero de 2014, sobre contratación pública y, a su vez, en la LCSP.

Sobre esa base, el artículo 145 de la LCSP introdujo un nuevo criterio de adjudicación basado en la experiencia del personal. En concreto, establece:

2.2 La organización, cualificación y experiencia del personal adscrito al contrato que vaya a ejecutar el mismo, siempre y cuando la calidad de dicho personal pueda afectar de manera significativa a su mejor ejecución.

¿Qué requisitos deben cumplirse para valorar la experiencia como criterio de adjudicación?

Según el Informe de la Junta Consultiva de Contratación Administrativa 108/18, deben cumplirse dos condiciones:

  • Que perfiles profesionales o puestos específicos que se mencione en los pliegos esté encargado de la ejecución efectiva del contrato
  • Que la calidad del personal empleado pueda afectar de manera significativa a la ejecución del contrato.

Por lo tanto, dichas cuestiones deben estar justificadas en el expediente y en el pliego. 

Cuestiones a evitar para valorar la experiencia

El informe 108/18 advierte que el criterio no sería un criterio válido si los pliegos omiten valorar otros perfiles relevantes a efectos de ejecución o si suponen valorar determinados perfiles característicos de empresas concretas.

¿Es posible valorar la experiencia en todo tipo de contratos? ¿Solo se puede valorar en los contratos de servicios de carácter intelectual?

Como indicábamos en nuestro anterior artículo, el TACRC en sus resoluciones 677/2017 y 873/2018 exigía que debía tratarse de un contrato de prestaciones de carácter intelectual. 

Sin embargo, el informe 108/18 de la JCCA, expresamente indica que aunque en la Jurisprudencia del TJUE se alude a los referentes a prestaciones de carácter intelectual, la Directiva y la LCSP no lo limitan a tipos concretos de contratos públicos.

Por lo tanto, si se cumplen las condiciones requeridas, podrá incluirse en cualquier tipo de contrato; incluso de obra, como se desprende del citado informe de la JCCA. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
¿Quieres recibir más artículos y novedades?
Suscríbete a Contratando+

ARTÍCULOS RECIENTES

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of

¿Quieres descubrir todas las claves de la contratación pública?

¡SUSCRÍBETE!

Aceptación de la política de privacidad de Contratando+

Te acabamos de mandar un correo electrónico para que confirmes la suscripción!