¿Qué hay que saber sobre cómo valorar las mejoras?

Las mejoras eran una de las grandes oportunidades de los licitadores para ganar una licitación. No obstante, en los últimos años la doctrina y la jurisprudencia habían limitado cómo valorarlas. No estaba permitido el ofrecimiento de mejoras genéricas no concretadas en los pliegos de la licitación. La nueva LCSP ahonda en esa limitación.

¿Qué son las mejoras?

Según el artículo 145.7 LCSP, son las prestaciones adicionales a las definidas en el proyecto y en el pliego de prescripciones técnicas, sin que aquellas puedan alterar la naturaleza de dichas prestaciones, ni del objeto del contrato.

¿Cómo se regulan en la LCSP?

El artículo 145.7 de la LCSP establece:

7. En el caso de que se establezcan las mejoras como criterio de adjudicación, estas deberán estar suficientemente especificadas. Se considerará que se cumple esta exigencia cuando se fijen, de manera ponderada, con concreción: los requisitos, límites, modalidades y características de las mismas, así como su necesaria vinculación con el objeto del contrato.
En todo caso, en los supuestos en que su valoración se efectúe de conformidad con lo establecido en el apartado segundo, letra a) del artículo siguiente, no podrá asignársele una valoración superior al 2,5 por ciento.

¿Qué limites se incluyen en la LCSP?

A la valoración de las mejoras los pliegos no podrán asignar más de 2,5 % de los puntos de los criterios de valoración de las ofertas.

¿Qué requisitos deben cumplir los pliegos para valorar correctamente mejoras en las ofertas de licitación?

Los pliegos deberán precisar:

  • Sobre qué elementos se  procederá a la valoración de las mejoras.
  • En qué condiciones se procederá a la valoración de las mejoras.

¿Qué han dicho los órganos administrativos especializados?

En múltiples resoluciones, las juntas consultivas de contratación administrativa y los órganos de resolución de recursos contractuales han analizado cómo valorar las mejoras en las ofertas de licitación. A lo largo de varias resoluciones, han llegado a las siguientes conclusiones:

  • El pliego debe definir:
    • Sobre qué elementos deberán versar las mejoras.
    • La ponderación de las mejoras.
    • La forma de valoración de las mejoras.
  • No puede establecerse una lista abierta de ejemplos no delimitados sin indicar la ponderación al valorarlas.

Así se recoge en las resoluciones del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales de 6 de febrero de 2013, el informe 9/2012 de la Junta Consultiva de Cataluña y en las resoluciones del Órgano de Resolución de Recursos Contractuales de Euskadi 85/2013 y 110/2015.

A la vista de los necesarios requisitos que deben recoger los pliegos para poder realizar una correcta valoración de las mejoras, así como de las nuevas limitaciones en cuanto a su ponderación como criterios de adjudicación de ofertas en la nueva LCSP 2017, todo hace prever que irán perdiendo peso en los procesos de valoración de ofertas de licitación.

Y tú, ¿crees que las mejoras dejarán de tener tanta relevancia en la valoración de ofertas de licitación?

Deja tus comentarios o comparte este artículo en redes sociales! Y si te ha parecido interesante, suscríbete a Contratando+ para leer más artículos como este!

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
¿Quieres recibir más artículos y novedades?
Suscríbete a Contratando+

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of

¿Quieres aprender a crear una oferta de licitación irresistible?

Descárgate gratis nuestra guía para preparar una oferta ganadora

Aceptación de la política de privacidad de Contratando+

Te acabamos de mandar un correo electrónico para que descargues la guía!