¿Se puede establecer un precio variable?

En relación con el precio de los contratos, y bajo el principio de eficiencia en al gestión de los fondos públicos, cabe plantearse si sería compatible con la normativa de contratación pública fijar una retribución variable como precio del contrato. 

¿Cómo regula la LCSP el precio de los contratos?

La LCSP establece que el precio de los contratos públicos deberá configurarse en los siguientes términos (art. 102):
  • Tendrán siempre un precio cierto, que se abonará al contratista en función de la prestación realmente ejecutada y de acuerdo con lo pactado.
  • El precio será adecuado para el efectivo cumplimiento del contrato mediante la correcta estimación de su importe, atendiendo al precio general de mercado.
  • Podrá formularse tanto en términos de precios unitarios referidos a los distintos componentes de la prestación o a las unidades que se entreguen o ejecuten, como en términos de precios aplicables a tanto alzado a la totalidad o a parte de las prestaciones del contrato.
  • Se prohíbe el pago aplazado del precio.

 ¿Cómo se regula el precio variable en la LCSP?

La LCSP define la retribución variable como variación del precio del contrato, estando permitida la variación del precio del contrato en la LCSP. A pesar de que se permita la variación en el precio, lo cierto es que se establece que dicha retribución deberá vincularse al cumplimiento o incumplimiento de determinados objetivos de plazos, rendimiento, calidad, tiempos de respuesta, satisfacción de los usuarios, etc.

Además, deberán regularse con precisión los supuestos en que se producirán las variaciones y las reglas para su determinación, así como los índices que medirán el grado de calidad y satisfacción, y el procedimiento para aplicarlo.
Así las cosas, la doctrina ha concluido que la variación de precios es compatible con el principio de precio cierto sin que suponga la transmisión del riesgo operacional del contrato. En concreto, el Informe 52/09 de la Junta de Contratación Administrativa del Estado declaró conforme a Derecho la retribución del contratista en función de un porcentaje de éxito.
 
Por su parte, el Informe 55/11 de la Junta de Contratación Administrativa del Estado estableció que un precio es conforme a Derecho si, aun no siendo fijo, el precio es determinable a través de los correspondientes parámetros que permitan cuantificar la variación.
 
Por consiguiente, la variación de precio o la fijación de un precio variable resulta compatible con al LCSP si se cumplen con los indicados requisitos y condiciones en los pliegos. De esta forma es posible establecer una retribución que permita optimizar los recursos públicos así como los objetivos vinculados a una compra eficaz y eficiente.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
¿Quieres recibir más artículos y novedades?
Suscríbete a Contratando+

ARTÍCULOS RECIENTES

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x

¿Quieres descubrir todas las claves de la contratación pública?

¡SUSCRÍBETE!

Aceptación de la política de privacidad de Contratando+

Te acabamos de mandar un correo electrónico para que confirmes la suscripción!