Actualización, modificación y revisión de precios

En ocasiones hablamos de la variación y revisión de precios como si se tratara de sinónimos de un mismo concepto. 

No obstante, tradicionalmente, la doctrina y la jurisprudencia del Tribunal Supremo ha distinguido entre la revisión, la actualización y la variación de precios en el ámbito de los contratos públicos.

La revisión de precios, la actualización de precios y la variación de precios, son tres figuras afines pero diferenciables, que tienden a confundirse fruto de su falta de definición normativa -caso de la actualización de precios-, y de su utilización como expresión dentro de figuras distintas.

¿Qué es la actualización de precios?

La actualización de precios es la regularización del precio derivada de la variación de los costes a soportar por el contratista anterior a la firma del contrato. Es decir, la variación de costes entre la presentación de la oferta y la firma del contrato.

La actualización de precios y la revisión de precios parten de una misma causa: la variación de los costes a soportar por el contratista. La diferencia estriba en el distinto momento en que se produce esa alteración. En la actualización de precios la variación es anterior a la firma del contrato; en la revisión de precios la alteración se produce vigente la ejecución del contrato.

Sentencias posteriores sin embargo (STS 2864/2009,) matizaron su alcance al no admitir la actualización de precios cuando el (excesivo) tiempo transcurrido lo sea entre la apertura de proposiciones y la adjudicación, pues estiman que en este caso la ley prevé  la posibilidad de que el licitador retire su proposición cuando se superen los plazos señalados en la misma para la adjudicación del contrato. Pero yendo más allá, la jurisprudencia (STS 6526/2006 y STS 4716/2004) niega la existencia de tal derecho cuando el retraso se refiera a un periodo que finalice con la formalización del contrato, salvo que conste que el contratista hubiese reclamado la actualización y, en el momento de la firma, invoque tal retraso y su perjuicio, solicitando en consecuencia la actualización de precios, entendiéndose en otro caso que existió conformidad con el precio.

¿Qué es la revisión de precios?

La revisión de precios es la regularización del precio derivada de la variación de los costes a soportar por el contratista durante la ejecución del contrato respecto a los estimados en los pliegos.
 
¿Qué es la modificación de precios?

 

La modificación del precio del contrato es la variación del precio de adjudicación. A este respecto, dicha modificación solo podrá ser el resultado de la tramitación de una modificación del contrato en los términos recogidos en la LCSP. 

Por lo tanto, no es posible la modificación de precios ajena a los supuestos que den lugar y así se apruebe una modificación del contrato. 

Más allá de esta distinción teórica, lo cierto es que en la práctica se ha producido la integración del concepto de actualización de precios en el de revisión de precios.

En cualquier caso, son instrumentos a tener en cuenta para regularizar desequilibrios creados frente al adjudicatario. Es decir, son como el DeLorean en «Regreso al Futuro», nos ayudan a viajar en el tiempo.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
¿Quieres recibir más artículos y novedades?
Suscríbete a Contratando+

ARTÍCULOS RECIENTES

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of

¿Quieres aprender a crear una oferta de licitación irresistible?

Descárgate gratis nuestra guía para preparar una oferta ganadora

Aceptación de la política de privacidad de Contratando+

Te acabamos de mandar un correo electrónico para que descargues la guía!